La Dermatoscopía (Microscopía de luz epiluminiscente) es una técnica no invasiva en la que el aceite de inmersión y el aumento óptico se utilizan para hacer la epidermis transparente y permitir la visualización de estructuras no visibles a simple vista. El uso de esta técnica se ha propuesto como un medio para distinguir lesiones melanocíticas y no melanocíticas, e inclusive, aumenta la precisión en el diagnóstico de aquellas sospechosas de malignidad.

Acceso a las conferencias en formato pps